Publicado el

¿Cómo afectan las redes sociales a la pareja?

Rate this post
Las redes sociales han entrado en nuestras vidas y han modificado completamente la manera en la que nos relacionamos.

Ya quedan muy lejos aquellos tiempos donde nos comunicábamos a través del fijo de casa o mediante SMS. Todo a avanzado rapidísimo y en poco tiempo hemos integrado esta nueva manera de comunicación. 

Con la llegada de las RR.SS estamos conectados todo el tiempo y con todo el mundo. Tenemos toda la información a nuestro alcance en cuestión de segundos y esto nos afecta en aspectos laborales, sociales y de pareja.                    


Ha nacido la necesidad de conseguir cuanta más repercusión mejor. Para ello los usuarios de las redes dedican mucho tiempo a cuidar la imagen de sus perfiles y crear contenido que enganche a su público. 

Este fenómeno se da a nivel personal, sobretodo en las personas más jóvenes, quienes ensalzan a aquellos que han conseguido vivir de las redes sociales y que desean convertirse en influencer a toda costa.

Pero las redes sociales también pueden ser muy útiles a la hora de promocionarse profesionalmente. Muchas empresas optan por ofrecer sus servicios online y es una buena manera de ampliar el público al que llega tu negocio.

Las redes sociales y la pareja

En cuanto a las parejas y la relación con las redes sociales también podemos encontrar ciertas ventajas y desventajas. 

Todavía existen historias de amor que nacen en cafeterías, paradas de autobús, fiestas o en cualquier lugar inesperado, eso es algo que nunca perderemos, pero se le ha sumado una nueva manera de conocernos y que complementa la forma en la que nos comunicamos día a día.

Debemos aprender a utilizar las herramientas de las que disponemos ya que muchas veces, las nuevas tecnologías se nos escapan de las manos y hacemos una mala gestión con ellas. Es ya habitual leer noticias diciendo cosas como que el mal uso de las redes sociales termina con las relaciones de pareja, en especial por temas vinculados a los celos y la obsesión.

Hemos adquirido una tendencia a la sobre exposición de nuestra vida privada y la necesidad que tenemos de compartir nuestra intimidad. Cosa que muchas veces lleva a una ‘felicidad forzada’ que no es natural y no nos aporta cosas positivas.

Como todo en la vida, la clave está en encontrar el equilibrio y aprender a utilizar este canal con medida y sobretodo, con cabeza. Pese a todo lo negativo que pueda haber, también tiene un lado positivo, y es que estoy segura de que hay miles de historias de amor preciosas que han nacido a través de la red. 

Y sea como sea como os conocisteis, las personas necesitamos el contacto y sentir cerca a nuestra pareja. Redescubrirse es vital para que la pareja se mantenga viva, compartir tiempo juntos y porqué no, atreverse con nuevas prácticas sexuales para probar en pareja y así olvidarnos del teléfono por un ratito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *