Publicado el

Prácticas sexuales para probar en pareja

multiples manos
5 (100%) 1 vote

Ya lo decían Sonia y Selena: “cuando llega el calor, los chicos se enamoran”.

No sabemos si será por “la brisa y el sol” pero lo cierto es que las noches más largas, el pasar más tiempo juntos, el tono bronceado de la piel y el calorcito nos hace aumentar el deseo sexual con nuestra pareja -siempre y cuando haya aire acondicionado, que lo de la unión de dos cuerpos no tiene por qué ser literal-.

Todos sabemos que la monotonía sexual es un handicap entre las parejas estables que llevan varios años compartiendo su vida. Un estudio reciente ha determinado que, a pesar de ser la generación más sexualizada de la historia, también somos la generación que menos lo practica. Y es que el sexo suma para empezar y continuar una relación con buen pie.

Hemos recopilado nuestras 14 prácticas sexuales en pareja favoritas para, entre otras cosas, conseguir salir del bucle en el que nos ha metido el frío invierno de domingos croquetiles con sexo entre película y película de Netflix (que tampoco está nada mal) y retomar esa pasión que tanto os caracterizaba cuando descubristeis que ESA era vuestra persona favorita. Preparad vuestra imaginación y, si tenéis, vuestros kits de juguetes para parejas.

1. tickling

Se trata de hacerle a tu pareja cosquillas eróticas hasta conseguir alcanzar orgasmos. Es trata de una práctica lenta y minuciosa pero que promete bastante placer cuando se consigue.

2. carezza

Básicamente se busca alargar el clímax. Una penetración más intensa profunda cuando se está menos excitado y parar de golpe cuando estáis a punto de terminar. Esto es lo que toda la vida se ha usado como castigo o chantaje hacia tu pareja, pero ahora ha resultado ser bastante excitante.

3. matutolagnia

El maravilloso sexo mañanero. La madre naturaleza ayuda, para qué engañarnos. Además, está comprobado que empezar el día de este modo puede darte más energía y, cómo no, estar de mejor humor.

Hazlo. Tus compañeros de trabajo te lo agradecerán.

4. sexting

supone enviarte mensajes subidos de tono con tu pareja hasta que se caliente el asunto. Una vez que empiezas, los mensajes irán a más y es una buena forma de cogeros con ganas para cuando os veáis a la vuelta del trabajo.

5. king out

Se trata de centrar vuestro encuentro sexual en besos, caricias, estimulación y lo que se os ocurra, pero está prohibida la penetración. Es un juego de imaginación y desafío. Ya sabéis, basta que nos prohíban algo para que lo deseemos más aún.

6. splosh

Para las parejas más foodies. Verter comida o sustancias líquidas sobre el cuerpo y jugar con ellas.

7. dogging

Lo que comúnmente conocemos como mantener sexo en lugares públicos. Seguramente alguna vez ya lo hemos hecho, sobre todo siendo jóvenes, pero nunca está de más recuperar esa costumbre de vez en cuando.

8. petting

Todos hemos sido adolescentes – con las hormonas desorbitadas-  compartiendo besos con nuestras parejas, bien en un parque, bien en garitos adolescentes y, por lo tanto, todos lo hemos practicado. El roce hace el cariño, literalmente. Por lo que aquí se trata de rozarnos todo lo posible para excitarnos.

9. bondage

lo que viene siendo someter a tu pareja. Recomendamos Cincuenta sombras de Grey como tutorial definitivo.

10. precop

Estamos tratando constantemente el tema de la pareja estable y la monotonía, pero no tienes por qué necesitar una pareja para practicar este tipo. Consiste en mantener sexo con desconocidos. Además, si no te gusta, no tienes que dar más explicaciones, total no sabes quién es.

11. booty call

Para que nos entendamos, se trata de tener parrilla, trono, fondo de armario, banquillo. Lo que es una agenda de ligues disponibles para tirar de ellos cuando quieras.

“Es un llamado de emergencia, baby”

12. bluetoothing

Manejar juguetes eróticos con bluetooth del móvil. Esta práctica sexual está orientada a las parejas más tecnológicas e innovadoras. Introducir una ayudita de vez en cuando puede proporcionarnos un gran placer.

13. sexdiet

Sexo como deporte. Operación bikini pero sin él, obviamente. Por cada encuentro sexual, dependiendo de la intensidad, podéis llegar a perder entre 100 y 200 kcal. Y encima disfrutando. Con este deporte, ¿Quién quiere salir a correr?

14. voayeur

Probablemente uno de los más excitantes. Masturbarse delante del otro mientras mira, o se toca también. Este tipo de práctica os hará ganar en confianza tanto para con vosotros mismos como con vuestra pareja, y, así, cada uno puede aprender lo que más le gusta. Como uno mismo no se conoce nadie.

Estas son las prácticas sexuales infalibles que consideramos más al alcance de todos, pero hay muchísimas más (no olvidemos el famosísimo intercambio de parejas, faltaría más) y, por supuesto, todas aquellas que nuestra imaginación nos ofrezca.

Estamos convencidos de que vuestra vida sexual parejil dará un vuelco sorprendente.

¿A qué esperáis para probarlo? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *