Publicado el

¿Qué es el Mindfulness? Descubre cómo mejorar tu día a día

que es mindfulnees es atencion plena

¿Necesitas concentrarte, meditar ideas o tomar una gran decisión?

La respuesta es: Mindfulness.

Mindfulness se define como “Atención Plena” y aunque suene muy claro es algo que hoy en día es difícil de conseguir.

Pensemos durante un minuto en dejar nuestra mente en blanco, cerremos los ojos e imaginemos… Casi ninguno será capaz de librar su pensamiento de todo lo que nos sumerge a diario: días complicados, la ropa tendida, el trabajo para el viernes, nuestra pareja, no comemos sano, el examen de la semana pasada… El intentar llevar toda una agenda hacia adelante puede acabar en empeorar la realización de todas nuestras tareas diarias. Y todo esto llevar a sentirnos colapsados y estresados.

¿En qué consiste el Mindfulness?

El Mindfulness es conseguir prestar atención a lo que estamos haciendo y al espacio por el que nos movemos.

Esta cuestión, aparentemente trivial no sería un baladí si no fuese porque a menudo desviamos nuestra mente y nos quedamos absortos con pensamientos obsesivos sobre el pasado y que pueden suceder en un futuro, creando una ansiedad más común de lo que creemos.

En estos últimos días hemos oído hablar bastante del Mindfulness, y en su práctica podemos darle al ‘click’ de la desconexión y liberar plenamente nuestra mente, para focalizar nuestros objetivos.

Hallar la forma de implementar el Mindfulness en nuestra vida hará que consigamos una atención plena a nuestro presente, a lo que hacemos o sentimos, al tiempo empleado y a nuestra realidad. Es decir, a vivir con más intensidad y a darle valor a lo que realmente tiene importancia, a disfrutar.

La capacidad humana de la atención plena es algo que desde siempre hemos tenido, pero que ahora se interrumpe constantemente; un claro ejemplo es el uso del móvil sin necesidad mientras estamos haciendo una tarea de mayor importancia como trabajar. Para muchos de nosotros, llevar en una agenda todo puede facilitarnos esta tarea, pero este estrés nos puede llevar a olvidar cosas.

Esta atención plena que necesitamos puede ejercitarse mediante técnicas comprobadas como la meditación o el yoga para los más espirituales. Pero también puede hacerse mediante un masaje relajante, el sueño, el deporte, y hasta el sexo. Para que empieces a aplicar esta práctica de origen budista, puedes empezar por seguir unos simples consejos:

15 Ejercicios diarios para pasar un día “muy” Mindfulness

  • Despierta un poco antes y visualiza tu día antes de salir de la cama. Pregúntate a ti mismo si has descansado lo suficiente y si te encuentras bien físicamente. Si crees que no has pasado una buena noche intenta encontrar el interrogante de por qué no lo conseguiste: pocas horas de sueño, una cena pesada. ¿Demasiado alcohol ayer?
  • En la ducha, elige la temperatura que más te agrade. Y piensa en si el jabón tiene un olor que te guste llevar encima o si crees que podrías cambiarlo. Acaba con agua fría.

ducha-mindfulness-relajante

  • El GRAN DESAYUNO. Piensa el café o bebida que necesitas y hazlo, no rechaces el placer de tomar el que te gusta por ir con prisas. El resto del desayuno debe ser acorde a tu día: si será tranquilo, si vas al gym, si necesitas saciarte algo más porque almorzarás tarde…

desayuno en pareja

  • Lávate los dientes sin prisas y a conciencia: hilo dental, enjuague…
  • Cuando comas, come. Cuando hables con alguien, mírale a los ojos y presta atención; si estás ocupado, busca un mejor momento para hablar con esa persona. Cuando estudies, estudia y no hagas todo menos estudiar. Cuando hagas deporte, libérate y deja de pensar en el resto del día. Piensa en beber bastante agua, porque nunca es suficiente. Trabaja sin distracciones y acabarás antes. Cronometra tus tiempos si crees que puedes mejorarlos.

  • Estírate si lo necesitas y desperézate cuando te sientas fatigado. Toma un descanso cuando tu cabeza lo necesite.
  • Si tienes que concentrarte en algo, haz un garabato y focalízalo. A veces no comprendemos una idea hasta escribirla.
  • Quita las notificaciones de noticias y demás Redes Sociales del móvil. Cualquier cosa puede esperar, si es urgente: llamarán.
  • Intenta escuchar una canción de un grupo nuevo cada día, nunca sabemos toda la música que nos perdemos. Desconecta, y luego vuelve a conectar con la realidad.

  • Cambia un poco tu camino de vuelta a casa.
  • Planifica tus momentos de ocio, atrévete a hacer nuevas actividades.
  • Dedica tiempo a ordenar y limpiar los espacios en los que más tiempo pasas. Tus ideas se ordenarán a la par.
  • Habla con diferentes personas.
  • Al volver a casa, busca un momento de relajación. No solo en la ducha, y no hagas nada más que relajarte. Pide un masaje.

Algunas técnicas para encontrar esta atención es estimular nuestros sentidos y concentrarnos en ellos:

Musicoterapia: Escuchemos música en diferentes momentos del día. Probemos música instrumental o de naturaleza a muy bajo volumen mientras hacemos tareas simples.

Aromaterapia: Encendamos incienso o velas con diferentes olores.

Masajes: Acude a un profesional, sólo o acompañado con tu pareja. Te dejamos dos recomendaciones en Granada:

  1. Masajes mindfulness en pareja en MasVital
  2. Masaje relajante para dos en BorealRelax

Ser conscientes de lo que hacemos en cada momento, puede servir para reducir este estrés, mejorar el rendimiento y el conocimiento así como para aumentar la atención al bienestar de los demás, lo que repercute directamente en la mejora de nuestras relaciones sociales.

Esta técnica puede estimularse con los más peques, ya que aún no tienen muchas responsabilidades, debemos fomentar sus momentos de concentración y alternarlos con otros de juego o relajación y aplicar eso a nosotros, los mayores.

jugar-en-pareja-mindfulness

La ciencia y psicología aconsejan la reducción del estrés bajo la atención plena. Concéntrate.

Por tanto, Mindfulness es avanzar un paso más en conocernos a nosotros mismos, en saber cómo emocionarnos, en ser conscientes de nuestra experiencia en cualquier trabajo y de lo aprendido así como en ser exigentes con nosotros y mejorar.

Mindfulness no es fe ni es una filosofía para cambiarnos sino para transformarnos, tomando consciencia con lo que vivimos. Es una práctica que tanto la ciencia como la experiencia han demostrado sus efectos positivos en salud física y emocional, trabajo, felicidad, y sobre todo, relaciones.

filosofia-mindfulness-psicología

Esta práctica despierta nuestra innovación, por lo que es totalmente necesaria si trabajamos en ambientes creativos. Además es mucho más objetiva de lo que unas líneas puedan explicar, pues se trata de situarnos en una realidad, en un país y en un mundo que no para. Este mundo de creciente complejidad e incertidumbre nos puede hacer ser más concupiscibles; con el Mindfulness trataremos de alcanzar respuestas efectivas y resilientes, es decir, ante situaciones adversas.

Nunca sabremos si nuestras decisiones fueron mejores o peores, pero si se toman bajo esta atención plena, tendremos la certeza de no equivocarnos, de saber que fue la mejor opción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *