Publicado el Deja un comentario

Locos por Cereal Hunters, desayuno en Madrid

desayuno romántico pareja

Nuestros colaboradores Carlos y Lucía, aprovechando su visita a Madrid han ido a conocer la primera cafetería de cereales de España, Cereal Hunters Madrid. Aunque sabemos que ya no es la única, hay mucho que contar.

Cereal Hunters, cazadores de cereales

Disfrutando de un improvisado puente gracias al Día de Andalucía hemos podido hacer una escapada a Madrid para aprovechar y desconectar un poco de la rutina.

Para nuestra primera mañana en la capital decidimos intentar desayunar en el sitio de moda: Cereal Hunters. Y decimos “intentar” porque ya sabíamos que era probable que hubiese colas para poder entrar . Jugábamos con la ventaja de que era lunes y día laborable en Madrid, esperando no tener grandes problemas para poder probar el famoso lugar. El local se encuentra emplazado en la calle Mejía Lequerica, en el barrio de Malasaña. Si descargáis la app ForTwo podéis encontrarlo en la sección de besayunar con toda la información al respecto.

barra cereal hunters

El local, acristalado y discreto por fuera, está decorado con paredes sencillas y mesas de diferentes tamaños. Su sello de distinción: cientos de cajas de cereales diferentes por todas partes, expuestas en baldas y estantes. Tienen más de cien tipos diferentes de cereales.  Desde los más comunes que se pueden encontrar en el supermercado hasta algunos increíblemente extraños, en su mayoría importados de EEUU.

CEREAL HUNTERS MADRID: UN CONCEPTO CREATIVO

Aunque puede parecer una idea simple –ya que están especializados en un producto muy concreto-, el concepto es realmente interesante, innovador, creativo y divertido.
cereales madrid

Alrededor de las 10:30 de la mañana no había grandes colas, sólo tuvimos que esperar unos cinco minutos para ser atendidos. El servicio es como los típicos de comida rápida, avanza de manera fluida.  Mientras pudimos pensar bien qué queríamos tomar, ya que las posibilidades son realmente amplias.La emoción por querer probar cereales originales y extraños hace que se cambie de opinión tantas veces como cajas llamativas se descubren. No se puede sentar nadie en las mesas hasta que no se ha recogido el pedido en el mostrador. Es recomendable acudir a una hora sin demasiadas colas, pues si las mesas están todas ocupadas, no hay mucho que hacer.

En la pared de fondo del mostrador tienen explicado el “procedimiento”:

  1. Se elige el tamaño (S, M o L –aunque lo que varía es la cantidad de cereales que echan, no el cuenco). Con precios que oscilan entre los 2,50€ y 4,10€, también en función de si los cereales son nacionales o de importación.
  2. Se elige el tipo de cereales (si se elige el tamaño L se pueden combinar dos).
  3. Después se eligen toppings (si se quiere) por 0,40 céntimos más cada uno.
  4. Finalmente se elige el tipo de leche (las especiales con un coste adicional de 0,40 céntimos más).

crea tu bol de cereales

Nuestra elección fue finalmente –de verdad que cambiamos mil veces antes de pedir, nos apetecía probar todos- cuencos tamaño grande. Uno de Cinnamon Toast Crunch y Chocolatey Squares con topping de Chips Ahoy y leche sin lactosa. El otro de Froot-Loops y Kellogs Avengers con topping de kit-kat y leche sin lactosa azul (ofrecen la posibilidad de teñir la leche de algún color con colorantes alimenticios). Quedamos muy satisfechos con la elección, además, sacian muchísimo. El desayuno nos dio la energía necesaria para una jornada intensa de recorrer Madrid a pie.

En los siguientes diez minutos la cola se multiplicó de manera sorprendente –hasta vinieron de un conocido canal de televisión local de Madrid para hacer una entrevista a los dueños y hablar de la creciente fama del negocio mientras estábamos ahí-.

A la media hora la cola ya llegaba bastante lejos en la propia calle, cosa que nos impactó mucho.

café cereal hunters

Si quieres encontrar más cafeterías originales y otros planes en Madrid, para esto hemos creado nuestra app, descárgala aquí.

¿Merece la pena? ¿Tan bueno es? Para nosotros la respuesta es un sí (con matices). Es una experiencia diferente, original, parte de una idea sencilla, amable, alegre…  Lo más importante, esperábamos mucho menos de los cereales, y nos gustaron mucho.

Nos pareció que estaban realmente buenos, al menos las combinaciones que hicimos. Es cierto que el precio es bastante elevado teniendo en cuenta la materia prima . Pero creemos que merece la pena probarlo, al menos por la originalidad del lugar. Es, como diríamos para este tipo de experiencias, para alguna ocasión especial. Además, también se puede acudir por la tarde, para una merienda totalmente diferente.

Sin duda, es una forma ideal de sorprender a tu pareja.  De comenzar la mañana de una manera distinta y de recrear un desayuno original. Además nos hace volver a ser niños con esa ilusión tan característica por probar cereales llamativos e icónicos, como tantas veces habremos imaginado viendo míticas películas o famosas series americanas.

Desayunar en pareja en Madrid

Aconsejamos probarlo, al menos para que podáis formar vuestra propia opinión sobre si regresar o no. Por la experiencia, es una opción en el centro de Madrid realmente recomendable si la intención es hacer algo novedoso.

Por nuestra parte, pronto iremos a descubrir más cafeterías de cereales y os lo contaremos todo por aquí. Carlos y Lucía nos dejan el testigo.