Publicado el

Qué ver en Madrid en 2 días en Pareja

¡Hola, amantes del amor y del buen viajar! ¿Estáis listos para 2 días inolvidables en Madrid? Preparaos para enamoraros aún más mientras exploráis las calles mágicas de esta ciudad. Pero antes, permitidme introduciros brevemente a esta joya española.

Madrid, la capital de España, es una ciudad con un alma vibrante y una historia que abarca siglos. Situada en el corazón de la península ibérica, es un crisol de culturas y tradiciones, donde lo antiguo y lo moderno coexisten en una danza armoniosa. Sus calles y plazas han sido testigos de momentos históricos, batallas, amores y revoluciones. Esta ciudad no es solo edificios y monumentos; es una entidad viviente que respira, ríe y canta.

Entonces, ¿por qué visitar Madrid? Porque es una ciudad que tiene de todo: desde museos de talla mundial como el Museo del Prado y el Reina Sofía, hasta parques tranquilos como el Retiro, donde puedes perder la noción del tiempo en un paseo en barca. Sus mercados, como el de San Miguel, te ofrecen una explosión de sabores que deleitarán tu paladar. Además, sus barrios históricos, como La Latina y Malasaña, te invitan a pasear por callejuelas adoquinadas, descubriendo en cada esquina un café con encanto o una tienda vintage.

Y no olvidemos la vida nocturna. Madrid es conocida por su espíritu festivo y sus noches interminables. Aquí, la fiesta comienza tarde y se prolonga hasta que el sol sale de nuevo. Desde tabernas tradicionales donde el flamenco fluye tan libremente como el vino, hasta discotecas modernas donde los DJs más de moda pinchan hasta el amanecer.

Pero más allá de su cultura, gastronomía y vida nocturna, lo que realmente hace especial a Madrid es su gente. Los madrileños, con su calidez y hospitalidad, te harán sentir como en casa desde el primer «hola». Descubre los mejores planes en Madrid para parejas con nosotros.

Así que, queridos viajeros, si buscáis una ciudad que os ofrezca historia, arte, comida deliciosa y un ambiente inigualable, Madrid es vuestro destino. Y si además, lo hacéis en pareja, preparaos para vivir momentos que os unirán aún más en cada rincón de la ciudad. ¡Vamos allá!

Día 1: Conoce Madrid

Mañana:

Desde ForTwo te recomendamos que hagas un Free Tour por la ciudad para conocer de primera mano, y con un guía local.

Los «free tours» ofrecen una experiencia turística donde los participantes deciden cuánto pagar al final del recorrido basándose en su satisfacción, haciendo estos tours accesibles para todos los presupuestos.

Por otro lado, los guías, al depender de la satisfacción del turista para su remuneración, están altamente motivados para brindar una experiencia inolvidable, compartiendo conocimientos profundos y anécdotas locales. Esta modalidad también promueve el turismo sostenible al apoyar a guías locales independientes y permite una mayor interacción en grupos más reducidos.

Nosotros te recomendamos este Free Tour

Mediodía:


– Museo del Prado: Una visita a Madrid no estaría completa sin sumergirse en el vasto mundo del arte que alberga uno de los museos más renombrados del mundo. El Museo del Prado es un tesoro que desborda historia y cultura. Perdeos entre sus pasillos y dejad que obras maestras como «Las Meninas» de Velázquez o «El jardín de las delicias» de El Bosco cuenten sus historias. Estas pinturas no solo son testimonio del genio artístico, sino que también pueden ser el perfecto fondo para esas miradas cómplices entre vosotros. Y mientras recorréis sus salas, jugad a descubrir cuál de todas esas obras magistrales podría ser el retrato simbólico de vuestra relación.

Reserva tu entrada al Museo del Prado

¡Hora de comer!
Después de tanto arte, es probable que vuestros estómagos pidan un poco de atención. Y qué mejor lugar para saciar ese apetito que El Botín. No es cualquier restaurante: está registrado en el Libro Guinness de los Récords como el restaurante más antiguo del mundo, ¡funcionando desde 1725! Su atmósfera cargada de historia es el escenario perfecto para degustar un cochinillo asado, crujiente por fuera y tierno por dentro, acompañado de un vino tinto que danza en la copa y en el paladar. Brindad por el presente, el pasado y todos los momentos que Madrid os brinda en este viaje.

Tarde:


– Barrio de Las Letras: Sumérgete en uno de los rincones más literarios y bohemios de Madrid. Este barrio, antaño hogar de grandes escritores españoles como Cervantes, Quevedo o Lope de Vega, es un tributo viviente a la rica tradición literaria de España. Mientras paseáis por sus calles adoquinadas, observad con detenimiento el suelo y las fachadas: encontraréis citas de grandes obras grabadas en bronce, haciendo de cada paso una experiencia poética. Las terrazas y tabernas del barrio os invitarán a hacer una pausa, perfecta para disfrutar de un café o una copa de vino mientras reflexionáis sobre las frases leídas. Entre todas esas palabras, tal vez descubráis esa cita que, de manera misteriosa y perfecta, parece describir la esencia de vuestro amor. Además, el ambiente artístico del lugar, lleno de galerías y tiendas vintage, os brindará más inspiración y sorpresas en cada esquina. ¡Quién sabe, quizás terminéis la tarde escribiendo vuestra propia cita de amor en algún rincón del barrio!

Noche:


– Rooftop de Circulo de Bellas Artes: Con una de las vistas más impresionantes de Madrid, es el lugar perfecto para ver el atardecer. Los colores del cielo, la música ambiental… ¡Todo para terminar vuestro día de forma mágica!

Cena: ¿Queréis algo moderno y chic? Ramsés es vuestro lugar. Con platos innovadores y un ambiente ultra romántico, es el broche de oro perfecto.

Día 2: Ruta por Madrid

Primera parada: El Parque del Retiro. Empieza tu día en este oasis verde en medio de la ciudad, perfecto para liberarte del estrés de la rutina. Siéntete como en una película romántica paseando en barca por el estanque, y si quieres sumar puntos extra en diversión, ¡haz una carrera de barquitas! Pero, espera, ¿ves esa estatua brillando bajo el sol? ¡Es el Ángel Caído! Uno de los pocos monumentos dedicados a… ¡un ángel un poco travieso!

Air view of Retiro Park in Madrid, Spain

Segunda parada: Museo Reina Sofía. Si pensabas que ya habías tenido suficiente arte por un día, ¡piénsalo de nuevo! Este lugar es el hogar del «Guernica» de Picasso, una obra que no sólo te hará sentir mil emociones a la vez, sino que también te recordará el poder transformador del arte. Y si después de tanto caminar tus pies piden clemencia, tómate un respiro en los patios del museo, ¡son un remanso de paz!

Consigue tu entrada aquí

Tercera parada: Plaza Mayor. Ah, el rincón perfecto para practicar el noble arte del «people-watching». Entre artistas callejeros y edificios con siglos de chismes a sus espaldas, no te pierdas los balcones.

Hora de comer: Mercado de San Miguel. Si tu estómago empieza a rugir como un toro furioso, ¡aquí encontrarás el alivio! Tapas, vinos, quesos… Es el Disneylandia gastronómico, ¡cada puesto una nueva atracción!

Cuarta parada:  Puerta del Sol. ¿Quién necesita un bronceado cuando puedes tener el sol en pleno corazón de Madrid? Además, podrás pisar el Kilómetro 0, el punto desde donde se miden las carreteras radiales. ¡Siente el centro del universo bajo tus pies!

Piérdete por os barrios de Sol, chueca y Malasaña antes de continuar a nuestra siguiente parada.

Chueca y Malasaña son barrios emblemáticos de Madrid que combinan historia con modernidad. Chueca es el corazón LGBTQ+ de la ciudad, famoso por su ambiente inclusivo y el grandioso Orgullo Gay. Malasaña, por otro lado, fue el epicentro de la «Movida Madrileña» en los años 80 y mantiene su espíritu rebelde y creativo. Ambos ofrecen una rica gastronomía, tiendas originales, vida nocturna vibrante y una profusión de arte y cultura. Visitar estos barrios es sumergirse en la diversidad y el pulso creativo de Madrid.

Última parada (pero no menos importante):

El Templo de Debod, un pedacito de Egipto en pleno Madrid, es uno de los lugares más mágicos para presenciar el ocaso. Cuando el sol comienza a descender, el cielo se tiñe de tonos anaranjados, rosados y púrpuras, creando un espectacular contraste con las antiguas piedras del templo. El reflejo del monumento sobre el agua añade un toque místico al panorama. El sonido sutil del agua y las siluetas de los visitantes, todos hipnotizados por el espectáculo natural y arqueológico ante sus ojos, hacen que este momento sea una experiencia casi etérea.

Después del atardecer:
Tras ese sublime momento, el Barrio de Malasaña te espera a pocos minutos a pie. Aquí, te sugiero cenar en «La Pescadería», un lugar con un ambiente bohemio y acogedor que ofrece deliciosos platos, desde tapas tradicionales hasta opciones más innovadoras. No olvides probar el pulpo a la gallega o el tartar de atún.

Para continuar la noche, dirígete a «1862 Dry Bar». Ubicado en una antigua mansión del siglo XIX, este bar ofrece cócteles de autor en un ambiente elegante pero sin pretensiones. Es el lugar perfecto para brindar y revivir la magia del atardecer que acabas de presenciar. ¡Salud!