Publicado el Deja un comentario

Cervezas afrutadas que son un regalo gourmet ideal

cervezas afrutadas que son un regalo gourmet ideal

La cerveza compartida es la mejor receta a la alegría. Hace fácil la conversación y crea un buen rollo… ¿Pero esto ya lo sabíais no? Es una moda que perdura por los años de los años, y sí, también es un gran regalo gourmet.


La cerveza es esa bebida popular consumida por todo tipo de personas alrededor del mundo. No se sabe muy bien quién la inventó, pero se cree que ya desde la antigüedad se empezaba a fabricar una bebida algo más densa que la que conocemos hoy en día, pero puramente artesanal.

Son muchos los que han querido experimentar desde su composición basada en agua, malta, lúpulo y levadura, pero debemos decir que el resto es todo un misterio, ya que podemos encontrar una variedad difícil de descifrar y para qué engañarnos… ¡Todos somos más de disfrutar bebiendo que pensando!

¡Chin chin ante los fracasos y las alegrías!

Fotografía por Kampus Production vía pexels

Lo cierto es que la cerveza consumida con mensura tiene sus cosas buenas. Lo primero es que tiene propiedades que ayudan a la digestión, lo segundo es que ayuda a eliminar toxinas y os aseguramos que el cuerpo aunque no lo notemos lo agradece, lo tercero es que por tener atributos naturales, se puede reducir el envejecimiento de la piel, y como última curiosidad, al tener minerales fortalece los huesos.

A día de hoy existe un amplio mercado de cervezas que se nos abre exquisito y exclusivo, porque las marcas y los sabores se han extendido a todas las regiones del mundo, y sobre todo, por Europa. Cada país tiene su fama con la cerveza, pero no nos digáis que no… ¡Qué difícil elegir favorita!


También te puede interesar:
Cata de cervezas y quesos artesanos (Barcelona)
Cómo elegir un vino para una cena romántica


Hoy os traemos una selección suculenta de las cervezas afrutadas de origen belga que existen, que quizá son poco conocidas y por esto, son un regalo ideal para los amantes de esta bebida.


Bacchus Framboise


Una cerveza que se presenta algo más dulce de lo habitual debido al ingrediente de las frambuesas, pero que mezclado con una malta caramelizada le da un toque distinto, como más picante.

De hecho, tiene tan sólo un 5% de alcohol. ¡Puede ser adecuada para un público más light!

Vía cervetca.online

Bacchus Kriek


Una cerveza de frutas oscura, que sabe mezclar ese toque bueno de cerezas con maltas tostadas consiguiendo la perfecta cerveza entre ácido y dulce, para amantes de las frutas y lo tropical.

Lleva desde 1955 siendo una maravilla para el paladar.

Vía laceveteca.online

Barbar


Una cerveza bárbara y diferente, que sabe combinar el sabor de la miel, nada excesiva, con un poco de amargor que le da un final de lo más fresco en boca.

El color dorado acompaña su composición y posee un 8% de alcohol.

Vía lacerveteca.online

Liefmans Fruitesse


Una cerveza con un color rojo intenso que hace honor a su composición, con una unión equilibrada de sabores de fresas, arándonos, cerezas, saúco y frambuesa, que servida deja ver la espuma blanca y en boca es fresca.

¡Atrevidos aquellos que sepan disfrutar lo rica que está!

Vía lacerveteca.online

Lo bueno es que a veces no hace falta ir a ninguna terraza o bar para disfrutar de ellas, si las quieres en casa, las puedes tener a un sólo click … Quizá ahora mismo no somos conscientes, pero el universo de las cervezas se ha sabido adaptar a todo tipo de públicos : a los que les gusta un sabor más suave, más amargo, para aquellos que son celiacos e incluso sin alcohol, por lo que ya es un producto que cuida de su gente, ¡a su manera!

Fotografía por Rachel Claire vía pexels

Seamos sinceros, la cerveza es mucho más que eso; es la bebida que nunca puede faltar en una cena de amig@s, es la que nos saca sonrisillas y nos hace reír a carcajadas por cualquier cosa, así como nos da ese punto de decir verdades como puños sin pensar y tener conversaciones buenas sobre tantos temas, que nos hace ver al final que es el plan que nunca falla, el que repetirías una y otra vez.

Saber lo que nos gusta y probar lo desconocido, ahí esta la clave para que siempre tengamos una cerveza en la mano.