Publicado el Deja un comentario

Los mejores Paradores del País Vasco

paradores pais vasco guia

¿Tienes pensado una salida por el País Vasco? ¿Sabes que aquí puedes encontrar Paradores en los lugares más excepcionales de la región? Preciosos tesoros para pasar unos días inolvidables.


Otras guías de paradores que te pueden interesar:

Guía de paradores en Cataluña
– Guía de paradores en Andalucía


Parador de Argómaniz (Álava)


A tan sólo 15 minutos de la ciudad de Vitoria, encontramos Argómaniz, una localidad que posee una excelente oferta de naturaleza, muy conocida por el Parque Natural de Gorbea. Entre las actividades que se pueden disfrutar, encontramos senderismo, rutas en bicicleta en torno al pantano de Ullíbarri y excursiones a pueblos encantadores como Argandoña o los que comprende el valle desde Ozaeta a Salvatierra.

Exterior del Parador de Argómaniz

El Parador de Argómaniz es una de las joyas de la ciudad. Este edificio, es un elegante palacio renacentista desde la que se puede admirar la llanura alavesa, pero también la Sierra Gorbea y el anterior mencionado pantano de Ullíbarri donde seréis capaces de escuchar la naturaleza.

Esta estancia ofrece a sus residentes una singular sala de juegos con minibar, maravillosas terrazas con vistas a los alrededores y un restaurante. Es la elección perfecta para escapar de la algarabía de la ciudad, y relajarse para disfrutar de la tranquilidad de la zona.

Y si pasáis por aquí podréis deleitaros con la gastronomía y los vinos de La Rioja Alavesa mientras descansáis en las zonas de lectura.  ¿Os imagináis un lugar más tranquilo para estar en pareja?

Interior del Parador de Argómaniz


Parador de Hondarribia (Guipúzcoa)


Una villa que sorprende por sus elevadas murallas y esconde el secreto medieval de su casco histórico. Una villa marinera en la que podéis descubrir una gran variedad de elementos turísticos como extramuros, llamativas y coloridas casitas, frecuentadas tabernas e increíbles vistas al mar. 

El Parador de Hondarribia es el lugar que estabas esperando, llamado también el Castillo de Carlos V, sentiréis que estáis en un verdadero fuerte medieval. Este majestuoso edificio ofrece a su público unas vistas desde sus habitaciones y la terraza de la costa francesa. También cuenta con un espectacular jardín que rodea la estancia, pero el mayor encanto de este parador es su propia estructura, destacando la piedra vista que decora la entrada y escaleras del hotel.

Caminar por las encantadas calles del recinto amurallado es un gozo que tenéis que probar, llegando hasta el Paseo Butrón que os guiará hasta el nuevo puerto deportivo donde disfrutar de un bello atardecer que os maravillará. ¿Puedes pensar en un destino más mágico para los dos?