Publicado el Deja un comentario

Anticonceptivos: las opciones que deberías tener en cuenta para disfrutar del sexo sin preocuparte

opciones metodos anticonceptivos

Hablamos bastante de sexo —a quién no le gusta, oye—, pero no tanto de anticonceptivos. Eso no debería ser así. Tanto si sois pareja, rollete o crush, como si hablamos de relaciones esporádicas, libres o abiertas, el sexo es un gozo de la vida que disfrutar sin tener que traer un retoño al mundo.


Y es posible gracias a los métodos anticonceptivos en sus mil formas. Así que nos parece una buena razón para darle un repaso a las opciones de anticonceptivos que deberíais tener en cuenta. Y no solo para no embarazaros, sino también para no encontraros con un «regalito» llamado ETS —o Enfermedades de Transmisión Sexual—. Veamos.


También te puede interesar:

5 tipos de besos diferentes para experimentar
Satisfyer: ¿un arma mortal para el amor?


Cómo funcionan los anticonceptivos

La palabra «anticonceptivo» se define a sí misma: evitar la concepción.

Y, según cómo se trate esta no-fecundación, los anticonceptivos se dividen en 4 tipos: métodos barrera, métodos hormonales, métodos de fertilidad natural y métodos de esterilización.

Métodos barrera: el muro de contención que no deja pasar a nadie

¿Qué pasa cuando vas andando y te encuentras con una pared o muro que te impide llegar al otro lado? Que te detienes, y ahí te quedas, ¿verdad? Pues así funcionan los métodos barrera.

Hechos de látex o silicona, impiden que los espermatozoides y los óvulos se encuentren, creando una barrera que los separa. Son los conocidos preservativos, el diafragma, el capuchón cervical y la esponja anticonceptiva.

El preservativo es el único método que protege frente a las ETS.

El porcentaje de efectividad de los métodos barrera va desde un 71 hasta un 98% dependiendo de cuál utilicéis.

Métodos anticonceptivos hormonales: los que eliminan al óvulo y su superpoder

Con los métodos hormonales no es necesario el muro, porque una de las partes no va al «encuentro» al impedir la ovulación femenina.

Este método administra hormonas que impiden que los óvulos nazcan. Los tienes de acción a corto plazo (anillo, píldoras, parche e inyección), y de acción a largo plazo (DIU e implante), según el tiempo que tome su uso.

El porcentaje de efectividad de los métodos anticonceptivos hormonales es de un 91-94%.

Métodos basados en observar la fertilidad: cuando los ciclos naturales mandan

Aquí no hay muro de látex ni alteración hormonal que valga, y hemos incluido el método sintotérmico y el coitus interruptus o marcha atrás.

La idea del método sintotérmico es detectar los días fértiles de la mujer, y evitar las relaciones sexuales hasta que finalicen. Para saber los días fértiles del ciclo menstrual se suelen tomar indicadores como la temperatura basal y el moco cervical.

Por otro lado, el mecanismo de la marcha atrás es claro: en lugar de explotar dentro, el hombre eyacula fuera.

¿Porcentaje de efectividad del llamado coitus interruptus? Un 76-88%, al igual que el del método sintotérmico. Por eso de que dicen que «antes de llover, chispea»…

Métodos anticonceptivos de esterilización: cuando es definitivo que no queréis baby

Si tenéis claro que no queréis tener hijos nunca, la mejor solución es la de «cortar por lo sano».

Las opciones son dos: ligar las femeninas trompas de Falopio —por donde viajan los óvulos— o cortar el masculino conducto deferente —por donde viajan los espermatozoides—.

El porcentaje de efectividad de los métodos de esterilización es de un 99%. Y cuidadín, que estas opciones de anticonceptivos son irreversibles.

Métodos anticonceptivos de emergencia: cuando la situación es un imprevisto

Por último, si no queréis bombo cuando un método barrera —o la marcha atrás— falla y os dais cuenta, tenéis 2 días para ponerle una solución de emergencia.

Conocida como «la píldora del día después», es un anticonceptivo hormonal que no he puesto en el apartado anterior porque no debería ser un sistema. Debido a la tremenda bomba hormonal que supone, con efectos secundarios fuertes, su uso no se recomienda más de 2 veces al año.

Opciones de métodos anticonceptivos para hombres

  • Métodos barrera: preservativo masculino o condón de toda la vida. El único que protege frente a las ETS.
  • Métodos hormonales: no hay de momento. Se están estudiando, ojo.
  • Métodos de fertilidad natural: marcha atrás y método sintotérmico o de días fértiles, junto a la mujer.
  • Métodos de esterilización: vasectomía. La intervención es sencilla y de bajo riesgo.

Opciones de métodos anticonceptivos para mujeres

  • Métodos barrera: preservativo femenino —el único que protege frente a las ETS—, el diafragma, la esponja anticonceptiva con espermicida y el capuchón cervical. Todos se introducen en la vagina, y estos tres últimos se ayudan del espermicida para esterilizar el semen y aumentar su efectividad.
  • Métodos hormonales: anillo mensual, píldora diaria, parche semanal, inyección trimestral, DIU entre 3 y 12 años e implante cada 5 años.
  • Métodos de fertilidad natural: sintotérmico o de días fértiles. Lo interesante de este método es que implica a las mujeres a que conozcamos nuestro ciclo menstrual y a que escuchemos al cuerpo, midiendo el moco cervical, tomando la temperatura basal y respetando los tiempos naturales.
  • Métodos de esterilización: ligadura de trompas. La intervención es algo más arriesgada que la vasectomía.

Cómo elegir la mejor opción

No hay un método anticonceptivo ideal. Cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Por ejemplo, los métodos barrera no cuentan con efectos secundarios directos, pero con una pareja estable quizá os apetece sentir más el tacto y olvidaros del látex o la silicona. Los métodos hormonales pueden alterar el equilibrio hormonal de la mujer, así como disminuir el deseo, aumentar de peso o producir migrañas.

El método sintotérmico o el de la marcha atrás tienen las tasas de embarazo más altas, y la esterilización es tan definitiva que lo tienes que tener MUY claro antes de apostar por ella.

Por eso, si tienes dudas, el mejor consejo que podemos dar es que consultes a un especialista para que te asesore según tu propio caso.

A disfrutar del sexo sin preocupaciones.