Publicado el Deja un comentario

Satisfyer: ¿un arma mortal para el amor?

satisfyer, un arma mortal

El famoso succionador de clítoris Satisfyer ha revolucionado la sexualidad de las mujeres. Es algo sonado y requetesonado: los testimonios, las redes sociales y el mismo boca a boca lo demuestran. El novedoso aparato ha abierto la puerta a orgasmos rápidos y estupendísimos que han dejado alucinada a más de una.

Sin embargo, ¿qué pasa con las relaciones de pareja cuando entra el Satisfyer a escena? ¿Es un arma mortal para el amor?

El Satisfyer como revolución femenina

Según Eva García, sexóloga en Evargot, el Satisfyer ha calado tanto porque ha conseguido que muchas mujeres disfruten de orgasmos muy potentes que antes ni sabían que podían alcanzar. Un dato que sorprende es que solamente el 40% de las mujeres heterosexuales encuestadas afirmaron estar satisfechas con el placer orgásmico de sus relaciones en pareja.

Y claro, con este nuevo cacharrito, han descubierto que no solo los hombres pueden sentir placer, sino que las mujeres también lo pueden flipar.

satisfyer revolucion femenina

Pero… ¿qué pasa con los hombres ahora?

Que no panda el cúnico. Que las mujeres puedan disfrutar más no quiere decir que los hombres disfruten menos —si así fuera, menuda gracia sería el tema, oye—.

Todavía habrá hombres que se puedan sentir «atacados» por el Satisfyer; pero, si lo piensas, si alguien no quiere que su pareja disfrute más del sexo, el problema lo tiene ese alguien, no el Satisfyer.

¿Da juego el Satisfyer en pareja?

En ForTwo nos gusta disfrutar de la vida en pareja. Si este nuevo juguete ayuda a conseguirlo, ¡bienvenido sea! Nos consta que da mucho juego, tanto en el antes como en el durante. Incluso hay mujeres que afirman que les ha ayudado a conocer mejor sus propios gustos, descubriéndoles un enorme mundo de placer que disfrutar con su pareja.

satisfyer es placer juntos

Así que eso.

Igual que os hablamos de hacer paracaidismo, barranquismo o iros de escapadas románticas, en ForTwo os proponemos dejar los miedos atrás y experimentar las cosas por vosotros mismos, antes de etiquetar a un juguete sexual como bueno o malo.

Conclusión: un arma mortal… para disfrutar juntos

El Satisfyer da juego tanto en parejas heterosexuales como homosexuales, y una de las cosas que más gustan de él es que funciona sin contacto físico y permite una estimulación simultánea en pareja.

Como todo, habrá a quien le guste más, o le guste menos. Igual que sucedería con un anillo vibrador, un aceite de masaje o una fusta, si nos ponemos. Así que vivan el placer, el disfrute, y el amor.

Y vosotros, ¿qué pensáis?