Publicado el Deja un comentario

Claves para saber si tu pareja es psicópata

psicópata

Si alguna vez te has preguntado si tu pareja es psicópata… «Houston, tenemos un problema.»

Llegados a este punto, entiendo que has visto conductas que no te parecen adecuadas o «normales». Algunas personas, pueden tener algunas conductas psicopáticas y no por ello, ser psicópatas. Pero… ¿Y si sí? Por poder, se puede. De hecho, se estima que en España hay 3 personas psicópatas por cada 100 habitantes. ¿Será tu pareja una de ellas?


¿Qué es la psicopatía?

La psicopatía es un trastorno de la personalidad que se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres. Además, son éstos más violentos que ellas. Según el Experto en Psicología Criminal, Robert Hare, un psicópata es «…un depredador de su propia especie». Se les achaca, de hecho, una larga lista de crímenes y actos violentos. Pero no todos los psicópatas terminan cometiendo crímenes. Muchos y muchas, cohabitan haciendo vida normal con el resto: trabajan, tienen parejas, tienen hijos/as… ¿Cómo identificarlos?

10 claves para identificar la psicopatía

Los psicópatas se muestran seguros de sí mismos y con una actitud abierta y decidida ante los demás. Suelen ser extrovertidos y valientes, no los verás mostrando sus miedos o con timidez. Utilizan premeditadamente estas habilidades para lograr sus objetivos, ya que este carácter les confiere un encanto y atractivo peculiar con el que campan a sus anchas en cualquier entorno social, incluida su relación de pareja.

psicología sociopatía
Fotografía por Ketut Subiyanto vía Pexels

Son personas manipuladoras, que saben muy bien cómo engañarte y conseguir que hagas lo que ellos necesitan para obtener beneficios y llegar a su meta. Para nada se preocupan del daño que puedan hacerte a ti o a otras personas.

Suelen usar el abuso y la intimidación como medio de tortura si consideran que no les aportas nada. Si no obtienen beneficios de una persona, la castigan haciéndole daño. Las personas mayores, los menores, los animales o a quienes ellos consideren subordinados son más propensos a ser sus víctimas.

Cuando el control y el poder lo son todo

Están obsesionados con el control y el poder, todo tiene que ser como ellos dicen y para asegurarse que es así, no dudan en usar la violencia cuando así lo consideran. Sus crímenes son los más violentos y crueles que podamos encontrar, fruto del disfrute que obtienen hostigando y viendo sufrir a sus víctimas.

El egoísmo es su forma de vida. Son personas que sólo piensan en ellos mismos y además de una manera narcisista; se consideran mucho más inteligentes y valiosos que el resto de mortales, sienten que están un nivel por encima del resto y que son todopoderosos. ¡Se creen el ombligo del mundo!.

Por supuesto, pueden ser de esta manera por su falta de consciencia. No son capaces de empatizar con los sentimientos de los demás, para agradar pueden mentir y mostrarse compasivos, pero no lo sienten en realidad. Por ello, no muestran arrepentimiento ni culpa a pesar de herir a su pareja o a otras personas, incluso dan la vuelta a la tortilla, para hacer sentir culpable a la víctima.

MIEDO
Fotografía por Vijay Putra vía Pexels

Provocan malestar social y ansiedad allá por donde pasan; ya que son personas que no respetan las normas sociales, que pasan los límites y cualquier barrera para ellos son simples escalones.

Una pista más: son mentirosos patológicos

La mentira es su manera de desenvolverse en el mundo. Pueden ir desde mentiras más leves a súper mentiras elaboradas. La distinción entre las mentiras de un psicópata y los delirios de una persona con problemas mentales es que el psicópata cuando es descubierto, rápidamente vuelve a la realidad. El enfermo delirante continúa con su delirio.

Es muy fácil que se aburran, por lo que buscan constantemente situaciones de riesgo que les den ese chute de adrenalina que necesitan. De esta manera, pueden poner en peligro su vida y la de quienes les rodean sólo por conseguir excitación y emociones intensas.

Saben perfectamente lo que está bien y lo que está mal ya que su inteligencia no está mermada, a veces incluso se sitúan por encima de la media.

Si tu pareja suma todas estas características o muchas de ellas… ¡CUIDADO!

Es posible que sea una de estas personas. Los puedes ver con más frecuencia en profesiones de liderazgo y poder donde es más fácil que se adapten y pueda fluir su personalidad sin que a priori nadie se alarme por ello. Es más probable verlos como directores ejecutivos, abogados, policías, cirujanos, vendedores, periodistas, clérigos, etc. Profesiones en las que se entremezclen sentimientos, como cuidadores, terapeutas, enfermeros, artesanos, maestros, etc. no son propias de psicópatas.


Rosa María Martínez González (Psicóloga y Sexóloga Clínica). (MUNAY) Consultas online: FB/IG: @munaycentropsico / E-mail: rosampsicologa@gmail.com