Publicado el Deja un comentario

Cómo mejorar tu relación de pareja: 7 trucos imprescindibles

mejorar-los-problemas-de-pareja

Muchas veces nos asaltan preguntas sobre si nuestra relación se habrá estancado, por qué ya no es la relación idílica que pensaba que era, si aún quiero a mi pareja o cómo podría mejorar la relación. Todas estas dudas que pueden surgir son normales, principalmente en relaciones largas.

En una relación se imprescindible recordar que algunos de los pilares fundamentales en una pareja es la constancia, el esfuerzo y los cuidados como en cualquier tipo de relación, ya sea sentimental o de amistad, es por ello que para resolver todas esas dudas vamos a hablar de 7 trucos que harán que mejore tu relación.


También te puede interesar:

La química del amor: qué nos pasa cuando nos enamoramos
35 preguntas para enamorarse perdidamente


La comunicación

Tu pareja no tiene el don de la adivinación, muchas veces se da por hecho que debe saber ciertas cosas o intuir cuando estás mal, pero lo cierto es que esto es un gran fallo que puede hacer que la relación de pareja se deteriore. Es fundamental la comunicación, expresar a tu pareja que cosas te gustan, como cosas que valores en vuestra relación y por supuesto también cosas que no toleras, saber poner límites, mostrar que te molestan o te gustaría cambiar.

Photo by Taylor Hernandez

No venimos con un tráiler de cómo somos a modo de manual de instrucciones para que la otra persona sepa cómo actuar ante nosotros, así que es nuestra labor mostrárselo hablando de nuestras necesidades. Un ejemplo para hacerlo sería: “cuando estoy triste me ayuda que me den espacio y no estén muy encima o insistan mucho”. Con esto conseguiremos que nuestra pareja no esté tan perdida y reaccione de la forma que mejor nos ayudaría ante esa situación.

Una discusión no es un combate

Se tiene la falsa concepción de que una discusión es uno contra otro, pero para tener una relación sana es necesario cambiar esta perspectiva. No es uno contra otro, sino ambos contra el problema. Los conflictos están para aprender del otro, para conocer más sobre qué cosas le disgustan. La relación debe ser hogar y no un sitio del que querer escapar. Se suele tomar desde la visión de “es que lo ha hecho queriendo”, lo que hace que se cree en ti sentimientos de odio, frustración y enfado hacia la otra persona. Contra esto puede ayudar hablar del problema en tercera persona “tenemos éste problema”, expresar lo que te ha molestado, permitir a tu pareja hacer lo mismo y juntos buscar la mejor solución para ambos.

En una discusión no todo está permitido. Para tener una relación sana es fundamental el respeto, para ello es necesario conocerse y saber cuándo uno se está alterando demasiado. Hay que aprender a hablar aún cuando lo que te apetezca sea gritar. Un buen truco para éste momento puede ser comunicar que prefieres hablar en otro momento, cuando estés más calmado. Una vez pasado éste momento de tensión y estando más relajados la conversación será más fácil, podrás escuchar y defender aquello que piensas de manera asertiva.

El sitio es importante: cuando se discute con tu pareja el escenario puede ser clave para llegar a resolverlo. Lo mejor es escoger un sitio tranquilo donde estéis ambos cómodos, sin gente y abiertos a intentar solucionarlo.

Las muestras de cariño nunca se dan por hecho

A menudo muchas parejas pierden la “magia” de la relación, se habitúan a la otra persona y dejan de esforzarse, mimar al otro o decir palabras cariñosas, esto no debe ser así. Una relación requiere esfuerzo y compromiso, es necesario seguir mostrando cariño, apoyo o recodando que le quieres más aún cuando estéis enfadados. Durante y después de una discusión es un momento donde los cuidados al otro se vuelven más importante que nunca, recordar a esa persona lo que significa para ti o lo mucho que te importa.

Photo by Jakob Owens

El amor es esfuerzo

El amor romántico nos ha hecho creer que cuando hay amor todo debe ir bien y no supone ninguna complicación, pero esto no es así. Para tener una relación sana y larga es necesario comprender que los problemas surgirán, que no todo va a ser igual de bonito que cuando se comenzó la relación y que es normal. Es importante trabajar por solucionarlo en equipo.

El amor es apoyo

Hay que recordar que es necesario escuchar con respeto, entender que tu pareja no tiene porqué sentir, pensar o actuar como tú ante las circunstancias y sobre todo validar. Validar cualquier tipo de sentimientos que puedas tener. Muchas veces no se sabe cómo actuar cuando tu pareja te cuenta ciertas cosas o problemas, porque igual para nosotros no son tan importantes, no lo afrontaríamos igual o bien porque no tenemos los recursos para ayudar con la situación. Para ello es necesario comunicarlo. Una forma para hacerlo es utilizar frases como “¿Cómo podría ayudarte?” o “si quieres hablarlo o si prefieres no hacerlo estaré aquí”.

Photo by Priscilla Du Preez

Recuerda: tu pareja es humana

Al principio de la relación se suele tener a esa persona en un pedestal, se tiende a pensar que es perfecta que no tiene ningún fallo y se suele idealizar, pero es importante recordar que tu pareja es humana, que tiene fallos y que a medida que la relación avance irán saliendo, tendréis días mejores que otros, no todos serán buenos, podréis pensar que no sois tan iguales como pensabais o incluso os podréis plantear si queréis a vuestra pareja, pero una relación sana y duradera no se definirá por ese principio idealizado, sino por como ambos vayáis construyendo la relación os vayáis conociendo con vuestros pros y vuestros contras y por como logréis afrontarlo.

Los momentos para los dos nunca deben perderse

En una pareja es fundamental contar con momentos de intimidad, momentos de compartir ratos juntos, disfrutar de aficiones en común, viajes etc. A veces cuando se lleva mucho tiempo en una relación o se tienen hijos se tiende a olvidar esos ratos a solas, esos momentos para escucharos, reíros y disfrutar de vosotros como lo hacíais en un primer momento, aunque pueda ser complicado en ciertas circunstancias conseguir escaparos y estar a solas o no se cuenta con los recursos para hacerlo, es necesario esforzarse por encontrarlos ya sea en pequeñas escapadas a algún otro lugar, salir a cenar, ir a ver una peli o encontrar aficiones que podáis compartir.

O
Photo by Rian Holloway

Artículo por Marta Ponce, graduada en psicología por la universidad de Huelva.

Os puede interesar el artículo: planes para hacer en casa con tu pareja.