Publicado el Deja un comentario

Dónde comer patatas bravas en Madrid

vi-cool-patatas-bravas-donde-comer-patatas-bravas-en-Madrid

¿Te gusta mucho el picoteo? Me refiero a ese picoteo de sentarte en una mesita, pedirte una cerveza fresquita o un vinito y que te traigan raciones de las que se llevan haciendo toda la vida.


En este caso hablamos de la ración de patatas bravas que deja a más de uno enloquecido, a veces porque la salsa que llevan está más buena que el pan y tiene ese punto picante que algunos aguantan y otros necesitan dos vasos de agua… Pero también tienes la opción de la salsa de alioli, que es más suave y tiene su sabor rico.

Sin embargo, lo esencial son las patatas, elegir aquellas que cuando te las metas en la boca se deshagan, y tengan ese sabor bueno con la salsita, y Madrid es el lugar perfecto donde probarlas, que hará que vuestro día sea mucho mejor de lo que podíais esperar.

Os traemos aquellas tabernas y restaurantes de la capital madrileña donde podréis disfrutar del manjar que son ¡Las BRAVAS!

También te puede interesar:

Dónde comer un buen cocido madrileño en Madrid

Restaurantes japoneses que no te puedes perder en Madrid


Docamar


Taberna de las que tienen vida desde 1963, y te recuerdan que lo castizo nunca pasa de moda, en una de las mejores zonas de Madrid.

Su especialidad, las bravas con una salsa que nunca revelan, pero que está de muerte e incluso la venden para llevar. ¡Eso sí! la oreja, los arroces, los tigres, y el cochinillo entre otros, pueden complementar el buen tapeo.

Aquí todo les sale bien y con sabor. Disfrute asegurado.

Dirección: Calle de Alcalá, 337 (Metro Quintana)

Vía docamar.com

Los Chicos


Los chicos son otro lugar que no pasa desapercibido, sus patatas son de lo mejorcito y los que lo han probado lo dicen alto y claro.

Un local sencillo pero con encanto, del que han creado un mundo entorno a las patatas con una mezcla entre pasado e innovación, que se refleja en su carta con las clásicas de toda la vida, sin gluten, las mejores del mes o las del mundo entre otros platos que destacan.

Salsa rica, patatas crujientes y que se deshacen porque ellos todo lo hacen por ver la sonrisa de sus clientes.

Dirección: Calle de Guzmán el Bueno, 33 (Metro Guzmán el Bueno)

Vía cervecerialoschicos.es

Las Bravas


Tres locales conforman uno de los sitios más famosos de Madrid, pero hay uno emblemático por su ubicación en el conocido «Callejón del Gato».

Moderno y de sencilla decoración donde se viene a disfrutar de comer una patatas bravas envidiables, por su salsa artesanal picante o alioli. Pero son partidarios de echar la salsa a todas sus raciones, y cuidado con la rica tortilla echa con las mismas patatas.

¡ Un escándalo de sitio, que siempre te recibe con los brazos abiertos!

Dirección: Calle de Álvarez Gato,3 (Metro Sol o Antón Martín)

Vía lasbravas.com
Vía lasbaravas.com

Vi Cool


Este restaurante posee una decoración sofisticada y con buen gusto, lo que también se refleja en su cocina, pero siempre conservando el estilo de raciones de una taberna de toda la vida.

Un lugar que te da una concepción diferente de las patatas bravas, en cilindro y con una mezcla de salsas que en boca es sublime. Además podréis disfrutar de menús de lo más especiales.

Es un lugar distinto que apuesta por la innovación y os dejará con un buen sabor.

Dirección: Calle de las Huertas,12 (Metro Antón Martín)

Vía Vi-cool.com

Cervecería Alonso


Esta tasca es de las pocas que conserva ese aire a tradición que a veces gusta experimentar, lo que se  nota en su cocina y en su decoración interior con una gran barra metálica y unas banquetas altas.

Este sitio es famoso por sus fantásticos callos y por hacer unas patatas bravas con una salsa de lo más casera y que está para mojar hasta pan, sin olvidar la caña bien tirada.

¡Aquí siempre tendrás un sitio de tapas abundantes y ricas!

Dirección: Calle de Gabriel Lobo, 18 (Metro República Argentina o Cruz del Rayo)

Vía barcerveceriaalonso.es

Esto es lo que nosotros llamamos el buen tapeo madrileño, las «bravas» se han convertido en un clásico que ha sido reinterpretado de maneras distintas a través de salsas únicas, que los bares y restaurantes han creado nunca revelando el secreto. Elige tu favorito.

¿Eres de los que arriesga con salsa «brava» o de los que le va lo suave con salsa «alioli»?